Ir al contenido principal

REFORMA INMINENTE. Sistema jubilatorio argentino


Escribe Sandra Partenio.

El sistema jubilatorio argentino está siendo evaluado a fin de avanzar en una inminente nueva reforma. Las razones obeceden a necesidades de unificar criterios de edad  entre mujeres y hombres, y años de aportes o cotizaciones mínimos requeridos.

Las directivas del gobierno actualmente obedecen a que es imperioso universalizar los requisitos por razones politicas económica-financieras y por último, demográficas o biológicas.

Si bien este es un tema espinoso ya que afecta al segmento más vulnerable de la sociedad, la ancianidad, y a la imperiosa obligación de los estados en la garantía de los derechos de los trabajadores en su etapa pasiva, para que puedan vivir del impuesto que han tributado a lo largo de su vida laboral.

La futura Reforma intentará al menos poder satisfacer en el corto plazo las coberturas de pago de pensiones por parte del Estado. 

Esta solución se limitará a elevar la edad para acceder al beneficio, poniendo como excusa la prolongación de la expectativa de vida y otros factores propios de los tiempos que corren, que en vez de jugar a favor, casi siempre restan.

Antes hemos escuchado decir a los expertos que la evasión impositiva es innata de los contribuyentes, y que ninguna sociedad paga voluntariamente sus impuestos, sino que por el contrario lo hace únicamente con politicas coercitivas. De esta manera, si aplicamos el mismo criterio, solo a través de planteos judiciales deberían ser actualizadas las cifras a favor de los pensionados.

El sistema jubilatorio argentino se encuentra próximo a asumir los cambios. Estaria en juego la edad mínima para las mujeres, que pasaría de los 60 a los 70 años, y la de los varones (de 65 a 75 años de edad). De 30 a 45 años, aumentaría el tiempo mínimo de cotización o aportes requeridos.

Si bien está previsto que sea gradual, como toda reforma previsional en aquellos países que la han transitado. Pero no por esta razón, menos inminente.

Por esta causa, quienes se encuentren en el etario próximo a jubilarse, entre los 59 y 64 años, deberán preocuparse y ocuparse ya mismo, para no quedar atrapados en el segmento más desfavorable que prometen las próximas reformas.

Esto los obligará a saber de antemano que variables se exigirán en el período de "transición" como habitualmente se denomina a los años de ajuste entre una norma y su reforma.

Las medidas judiciales precautorias existen como protección y pueden utilizarse invocando el principio consagrado constitucionalmente de igualdad de los ciudadanos ante la Ley.

Tambien afectará a los Convenios Multilaterales en relación a los cálculos de las "pro-ratus", los que se verán lógicamente afectados en su elevacion de edad y años en sus cotizaciones.

Está claro que todas las politicas apuntan a focalizar la solución por parte de los estados que administran los erarios previsionales proyectando soluciones a corto o largo plazo, aunque estos casi siempre acaban por inclinar la balanza de manera desfavorable sobre los más débiles. 

Sandra Partenio
Abogada argentina
Especialista en Seguridad Social  y Convenio Bilateral
info@staffprevisional.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.