Ir al contenido principal

RAFAEL CHIRBES. Maestro de la mala letra

Escribe Marcelo Espiñeira.

Observador ácido y crítico como probablemente ningún compatriota de su generación, el escritor valenciano Rafael Chirbes (1949-2015) supo descifrar a través de los personajes de sus imprescindibles novelas, una buena parte del código fallido de su época. Firme denunciante de la transacción de ideales por dinero, que en sus propias palabras había significado la “transición” española, Chirbes supo ver lo que iría a suceder años antes de que aconteciera. Por este motivo sorprendió su “Crematorio” editada en 2007 y ambientada en la bacanal del ladrillazo que predijo como una desgracia social. 


Ya en 2013, “En la orilla” se convirtió en la radiografía más exacta de la desolación instalada en una sociedad hecha jirones por la crisis. Su fallecimiento, ocurrido el 19 de agosto pasado, deja un vacío importante en las letras hispanas. Un espacio que supo ocupar con la mayor humildad posible, alejado de aquello que él denominaba la “burbuja de la cultura”, ese entramado donde el poder y la intelectualidad se funden con peligro para la dignidad del arte. 
Un entorno que el autor describió en “La buena letra” (1992) y al que nunca quiso pertenecer por convicción. El mismo impulso que lo guiaba hasta el bar de la esquina cercana para dejarse seducir por mil historias cotidianas y seguir con los pies sobre la misma tierra que lo viera nacer y morir.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.