Ir al contenido principal

DESCONEXIÓN. Los riesgos de la vía unilateral


Escribe Marcelo Espiñeira.

El pulso independentista está próximo a cumplir su quinto aniversario, al menos desde que una multitud tomara las calles con este legítimo reclamo político. En este tiempo de tensiones permanentes con el intransigente Rajoy, han perdido sus privilegios los Pujol, los Mas, los Duran i Lleida y unos cuantos dirigentes populares y socialistas que fueron avasallados por el ímpetu de una contienda sin relax. 

El 3 de octubre se erige ahora como la fecha soñada por Puigdemont, Junqueras y la CUP para declarar de manera unilateral una independencia catalana con escaso apoyo internacional y un apuro poco aconsejable. La fecha emplazada para poner unas urnas que no se podrán adquirir siguiendo los protocolos constitucionales de España, ha puesto en alerta todos los resortes legales del ejecutivo central que amenaza con desactivar parte del autogobierno catalán, apelando al poco amistoso artículo 155. En contrapartida, la Generalitat ha dejado correr el rumor de que los manifestantes de la ANC tomarían las calles, acamparían en el Parc de la Ciutadella, rodearían al Parlament en su defensa y protagonizarían un otoño catalán para la historia.

El apuro y la impaciencia han secuestrado al núcleo duro de un gobierno de alianzas imposibles que parece sentirse acorralado por algunas encuestas y un calendario autoimpuesto, que se ha convertido en su propia espada de Damocles. La desconexión tendría unas consecuencias reales que el jeroglífico dialéctico independentista intenta disimular con un relato patriótico. Todo hay que decirlo, aún a riesgo de empeorar la deficiente posición actual de la autonomía catalana en el conjunto del estado español. 

En el cese fulminante
del exconseller Jordi Baiget
-por realizar unas declaraciones comprensibles-
se intuye la imposición
de un pensamiento único peligroso

Uno puede creer que le asiste la razón, pero siempre es conveniente convencer a los demás de esta idea. A los catalanes les ha costado muchos años de esfuerzo tener una situación dentro del diseño autonómico, aunque conforme a pocos. Ahora sería poco estratégico apostarlo todo a una fecha señalada, como el 1 de octubre. Menos aún, ir de farol con una resistencia callejera que encaja muy poco en el ADN del ciudadano medio de este país. Se corre el serio riesgo de perder el espíritu democrático y pacífico con el que creció el movimiento ciudadano que acompañó al 9N, uno que incluía la postal familiar al completo. 

En la lógica que proyecta el cese fulminante del exconseller Jordi Baiget, por realizar unas declaraciones comprensibles al periódico El Punt AVUI, se intuye la imposición de un pensamiento único peligroso. Pues aquello de cerrar filas y tapar las discrepancias a cualquier precio, es propio del que está aislado y no confía ni en su propia sombra. En la jungla de la política española esto podría parecer normal, pero en realidad no lo es, es autoritarismo puro y duro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.