Ir al contenido principal

CONVIVENCIA. Ese sagrado tesoro



Escribe Marcelo Espiñeira.

Cuando algo comienza mal suele acabar peor. Este dicho popular podría aplicarse a lo sucedido durante el domingo sangriento del 1-O. Un Referendum suspendido por el poder judicial del Estado, que la Generalitat insistió en celebrar, y que el gobierno español se atrevió a reprimir de manera irresponsable apelando a una brutalidad escandalosa. En medio de tanto desatino institucional han quedado atrapados los ciudadanos que querían votar pese a todo, los heridos por la batalla campal, los que no querían votar pero rechazan la represión policial, y también los funcionarios que recibieron órdenes de incompetentes de gran calado. Al respecto, una carta de mandos intermedios (mantenidos en el anonimato) de la Policía Nacional fue publicada por El Periódico. En esta misiva piden disculpas a los reprimidos, señalan a sus superiores como grandes responsables políticos de una operación mal diseñada de principio a fin y exige al gobierno español que rectifique su cerrazón al diálogo. 

La buena convivencia
es un bien incalculable
que ha sido despreciado

Un diálogo que venimos pidiendo sin cesar todos aquellos que sabíamos que esto podía acabar mal. Un destino cruel que algunos comunicadores notoriamente identificados con el Procés se atreven a desafiar públicamente, como Bernat Dedéu cuando defiende un posible anuncio de la DUI (declaración unilateral de independencia) para “ver qué pasa”. Con este desparpajo, cuestionable desde todo punto de vista, se han levantado muchas voces a favor y en contra del Procés. La más evidente en el “otro bando” ha sido el pedido de aplicación del art. 155 por parte de Albert Rivera de Ciudatans a Rajoy. La gasolina al fuego ha sido roceada por varios actores públicos que deberían mantener la serenidad y la prudencia. Ni tanto ver qué pasa, que ya lo estamos viendo con las empresas grandes haciendo fila para poder tributar fuera de Catalunya; ni tanto 155, que es un escenario desconocido del que seguramente no sepamos como retroceder. La buena convivencia es un bien incalculable que ha sido menospreciado, bastardeado y arrastrado a la agonía en las últimas semanas de frenéticos sucesos. Es responsabilidad de cada ciudadano residente en Catalunya velar porque restablezca pronto su quebradiza salud. La negociación es obligatoria en este conflicto, algo que no me cansaré de exigir desde mi humilde tribuna. 

Comentarios

  1. Domingo sangriento? estáis flipando.
    Algún herido, lamentable, si, pero una vez desenmascarados todos los fakes y manipulaciones se reducen a unas cifras ridículas comparadas con, por ejemplo, la violencia sufrida por quienes aguantamos las cargas de los Mossos de Esquadra en el movimiento 15M, entonces si nos movilizamos por la libertad y nos reprimieron enérgica y desproporcionadamente, lo del 1-O no es más que una respuesta lógica a un auténtico golpe de estado nazionalista.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.