Ir al contenido principal

VULCANO. Entre ríos de lava

Escribe Xavi Queralt Pons.

La actividad volcánica está al alza en nuestros días, prueba de ello han sido las importantes erupciones registradas en Islandia y Chile durante los últimos cinco años. Es la ley de la Tierra, podrán decir algunos, pero lo novedoso y preocupante del caso es que por primera vez podemos relacionar el efecto invernadero producido por la emisión de gases que dañan la atmósfera terrestre con la subida de las temperaturas que favorece la fusión de los hielos continentales, el desplazamiento de las placas tectónicas y también el aumento de las erupciones volcánicas.


Las placas de hielo ejercen, según los geólogos, un importante peso que ha mantenido la corteza terrestre en una relativa estabilidad durante los últimos 10.000 años. Esta calma ha moderado el clima de manera que nuestra especie pueda desarrollarse, al igual que la fauna y flora que nos rodea. Si los hielos desaparecieran, como está sucediendo de manera mucho más veloz de lo que percibimos, la corteza terrestre experimentaría una subida creando un efecto similar al de un trampolín al que le hemos quitado el peso de encima. Este avance hacia arriba del suelo ya es notorio en sitios como Islandia o Alaska, donde los monitoreos sobre el terreno han corroborado una subida cercana a los 3,5 cm. anuales. 

El cataclismo que asolara la costa japonesa en 2011 y que dejara más de 25.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, tuvo su origen en un fuerte desplazamiento de dos placas tectónicas que provocaron un letal terremoto de 9º y el posterior tsunami. La actividad volcánica submarina también estuvo presente en este episodio tan costoso en vidas humanas.



Aunque no se conozca en un 100% el funcionamiento de la interrelación entre la geosfera y el interior de la corteza terrestre, los científicos descartan que la actividad industrial del hombre ha estado afectando al gigante dormido que yace bajo nuestros pies. Como sabemos, la fusión de los hielos provocará un aumento significativo del nivel de los mares, pero este no sería gradual y previsible como muchos podríamos imaginar. Lo más probable es que la subida de los mares venga antecedida por fuertes episodios de erupciones volcánicas, terremotos y tsunamis. Un informe de la NASA de 2014 advertía de los peligros que se ocultan tras la emisión descontrolada de los gases y las catástrofes naturales que inevitablemente desencadenaría el aumento de las temperaturas.


Las grandes potencias llevan décadas intentando acordar la reducción de la contaminación atmosférica provocada por el hombre, sin obtener resultados alentadores. En este contexto, no es extraño que seamos testigos de frecuentes erupciones volcánicas, como las registradas en el Villarrica o el Calbuco chilenos en marzo y abril pasados. Cuatro importantes episodios que se saldaron con evacuaciones de las poblaciones aledañas sin que hubiera que lamentar víctimas. Aunque la nube de cenizas obstaculizara la vida normal de las personas durante algunas semanas en varios kilómetros a la redonda. La buena fortuna no nos acompañará siempre por lo que deberíamos asumir nuestra responsabilidad en el asunto.

En 2010, los europeos vieron el peligro muy de cerca, cuando el volcán islandés Eyjafjallajökull estalló con violencia. La suspensión de los vuelos internacionales durante una semana fue la peor consecuencia del incidente. Sin embargo, este ha sido sólo un anuncio del poder destructivo que posee este planeta en sus entrañas. Hay una parte inevitable en esta cuestión, porque la vida terrestre siempre ha estado cercada por el poder de Vulcano, convertido en deidad por los griegos. Un dragón dormido bajo la corteza terrestre que nuestra era industrial ha contribuido a despertar. ¿Tendremos tiempo todavía de corregir este error?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà. 

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…