Ir al contenido principal

LA TROBA KUNG FU, rumberos de New York.

Una conversación con Joan Garriga comienza por aquí e inexorablemente termina en cualquier otra parte. Su caracter afable y perceptivo consigue enlazar vivencias con ocurrencias o pensamientos instantáneos, de forma muy fluida, podríamos decir que es una persona ideal para encontrarse en la barra de un bar.


Con nuevo disco que presentar a través de su web http://www.latrobakungfu.net/ (incluso permiten descargas) La Troba Kung Fú comienza a andar un camino del cual nunca termina de desviarse demasiado. La rumba sigue poniendo las pautas, actúa como un fluído que cohesiona inquietudes, tanto musicales como filosóficas.





Una entrevista de Marcelo Espiñeira.

Con tanto viaje, hemos visto que has traído ritmos bonitos de por ahí...
JOAN GARRIGA: Cuando estamos de viaje, suelo levantarme muy temprano. Me gusta perderme por las ciudades, pasear mucho. Y puede ser en Gijón, New York o Marsella. Y me pierdo con mi libreta, y me siento como un niño descubriendo cosas. Es una sensación privilegiada. Y me sucede que cuando estoy en casa poco tiempo puedo dedicar a la música. Entonces este disco lo he escrito en la furgoneta o en el metro o en el hotel o en el autobus. Y se nota.

La intención del disco era contar esto. Incluso hemos intentado grabar muchos sonidos de las ciudades de donde ibamos estando y que nos saliera algo en un estilo cronista. Creo que el perfume del viaje ha quedado logrado.

Se percibe que este es un disco de "grupo".
Sí, comenzamos a trabajar con dieciseis ideas diferentes, y las nueve que han quedado son aquellas en donde el grupo tuvo un proceso de implicación mucho mayor. Y este concepto final de disco poco extenso, fue algo que me costó mucho, porque siempre quiero agregar un tema a último momento. (se ríe).



Quedó muy macizo, no tiene nada de más.
En un principio no estaba muy conforme, pero luego de unos días me lo puse en el coche y me pasó bien. Y pensé: “oye tío, que la gente tampoco está para oirte una hora”...(risas).


Se dice que hoy sólo oímos música cuando vamos en el coche.
Hace tiempo que no oigo nada en casa, solo en el coche.

Siempre destaca el toque latino en tu música.
Sí, en este disco hay bastante toque mexicano. Siempre digo que he oído muchos corridos desde chico en mi casa, y también he hecho viajes a Latinoamérica en mi época adolescente, lo cual me marcó mucho. Es como un hilo conductor en mi música, no lo puedo evitar. Y cuando hemos estado en New York, la presencia latina era tan importante que era como estar en el DF mexicano.


Qué te ha parecido New York?
Genial, a mí es una ciudad que me apasiona. Hemos estado en Brooklyn, en una zona muy barrio y a mi me encanta. Es una ciudad muy viva, este barrio era completamente diferente hace pocos años atrás. Es una ciudad que no descansa nunca, allí se está arreglando algo las 24hs del día. Es bestia y tiene un punto salvaje que me resulta muy atractivo. Allí lo interesante pasa muy rápido, y lo guapo es poder estar para vivirlo. He tenido la suerte de estar varias veces, una de las últimas estuve tomando clases de merengue con un acordeonista dominicano. Es que es así, tiene de todo esta ciudad, si quieres puedes tomar clases de cocina china, lo que se te ocurra...Igual es un sitio muy fascinante, pero muy duro...tienes que ganar mucha pasta...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.