ERNESTO ALTERIO. En la piel de la generación de sus padres.


De referencia familiar inevitable, el actor Ernesto Alterio (Buenos Aires, 1970) es hijo del célebre Hector Alterio y hermano de la popularísima Malena Alterio

Su precoz y prolífica producción cinematográfica suma casi treinta largometrajes, entre los que debemos destacar su reciente participación en Infancia clandestina de Benjamín Ávila. El teatro y la televisión tampoco le son ajenos a este profesional de amplio registro sensible que ha sabido unir su nombre, tanto a producciones con fuerte contenido político como a hitos comerciales de corte más superficial. 

En su plena madurez, enérgico y entregado como siempre, un sonriente Ernesto Alterio accedió a analizar su flamante trabajo estrenado recientemente en el Festival de Cannes y treinta salas españolas.


Una entrevista de 
Lilian Rosales de Canals y Marcelo Espiñeira.

¿Qué espacio para la improvisación os ha dejado el director de "Infancia clandestina"?
ERNESTO ALTERIO: Creo que la película tiene una alquimia muy especial porque está compuesta de escenas con un guión estricto, al milímetro y otras en las cuales Benjamín (el director) nos permitió una total improvisación. Por ejemplo, en la escena del cumpleaños está todo improvisado en el momento del rodaje, y en aquella en la que hablo con el niño sobre el cacahuete con chocolate, hemos respetado el guión con puntos y comas. Luego hay otras partes que fueron reescritas en los ensayos. Por lo tanto, la película tiene muchas formas de encarar cada escena.

Recordando el pasado, sabemos que luego de rodar con Saura te quejaste un poco por la falta de acotaciones del director durante aquel rodaje de 2001…
ERNESTO ALTERIO: (interrumpiendo la pregunta) qué atrevido… era muy joven. (risas) Jamás volvería a decir eso…

Ahora justamente se te ve muy cómodo con la posiblidad de improvisar en un rodaje.
ERNESTO ALTERIO: Sí, ahora no le voy a demandar nada a nadie…(risas) Me hago cargo de lo mío y punto. Me callo la boca y chau...

¿Cómo fue el proceso por el cual te eligieron para el papel del tío en Infancia clandestina?
ERNESTO ALTERIO: Comenzó hace cuatro años atrás, después de rodar "Lluvia" en Argentina con Paula Hernández. Ella me puso en contacto con Benjamín. Previamente él me había visto en la serie de tv "Vientos de agua" y le había llamado la atención mi trabajo. Entonces me quiso conocer, conectamos enseguida y fuimos para adelante. Allí se empezó a armar la película y en principio yo iba a interpretar el personaje del padre. Luego el casting dio un giro y Luis Puenzo (el productor) propuso que yo hiciera el papel del tío y fue así como quedó, por suerte… 

Finalmente te ha tocado el papel más simpático de la peli…
ERNESTO ALTERIO: Sí, aunque no se muy bien el porque del cambio. Quizás el otro personaje era un tipo de rol que no había transitado tanto antes. En lo personal representaba un reto más interesante, por decirlo de alguna manera. 

¿Qué nuevo desafío has encontrado en la realización de esta producción?
ERNESTO ALTERIO: Creo que todo personaje siempre representa un reto en sí mismo, pero para construir éste en particular me he basado bastante en lo que sucedió con mi propio tío en la vida real, con el hermano mayor de mi papá. Yo crecí en España y él vivía en Argentina, por lo tanto no tuve la suerte de disfrutarlo tanto, sólo lo veía a cuenta gotas. Me inspiré mucho en él para este personaje, digamos que lo tomé como una especie de homenaje personal hacia él, que murió hace un par de años.

¿Cuál es el rédito personal más importante que has extraído del rodaje de esta película?
ERNESTO ALTERIO: Siento como una suerte que mi profesión me posibilite revisar mi propia historia personal poniendo el cuerpo. En "Vientos de agua" hice un personaje que correspondía a la generación de mis abuelos, haciendo el mismo recorrido que habían hecho ellos cien años atrás. En "Infancia clandestina" hago un personaje que corresponde a la generación de mis padres. Es un proceso de conocimiento muy interesante que termina ampliando mi visión del mundo. 

Ernesto Alterio en una escena de Infancia Clandestina.

¿Te has sentido identificado con la mirada que ofrece el niño de Infancia clandestina?
ERNESTO ALTERIO: Sí, absolutamente. Me toca mucho el tema de la identidad, yo también tuve mis cuestiones al respecto. Alguna vez me he preguntado quién soy. ¿De dónde soy? ¿Soy argentino? ¿Soy español? ¿No soy nada? Tuve que colocar ciertas piezas. Cuando estuve en el estreno en Cannes y envuelto en la vorágine del festival no reaccioné demasiado sobre este tema. Sin embargo cuando regresé a mi casa de Madrid, me senté en un sofá y me puse a llorar. Me di cuenta que esta historia me atañe mucho más de lo que yo creía, de lo que podía sospechar.

¿Crees que los niños son las víctimas olvidadas en estos conflictos bélicos de adultos?
ERNESTO ALTERIO: No se si víctimas, creo que son parte de… parte de un movimiento… parte de un devenir de la historia. Lo que resulta interesante es que en esta película se logra oir la voz de esta generación ofreciendo una devolución de su propia historia.

Este tono intimista de la cinta que termina imponiéndose sobre un guión simple ¿era un aspecto preconcebido por el director antes del rodaje?
ERNESTO ALTERIO: Yo me he encontrado con un director con una formación muy fuerte y creo que estaba todo muy pensado estilísticamente antes de rodar. Benjamín llevaba la cámara, entonces tú podías sentir como él vibraba, se te tiraba muy encima en cada toma. Siempre tuve la sensación de que el tipo se estaba sacando algo de adentro y lo estaba poniendo fuera, y creo que eso contribuye a la densidad de la película. Tanto esa cosa íntima, como el propio proceso interno de Benjamín y la manera que tuvo de involucrarnos a todos en ello. 

Alterio en otra escena de Infancia Clandestina.

Aquella época de violencia política ha abierto una importante cicatriz en la sociedad argentina. ¿Crees que, más de 30 años después, por fin está cerrando aquella herida?
ERNESTO ALTERIO: Yo creo que se ha avanzado mucho en Argentina al respecto. Cosa que aquí en España no ha sucedido. Aquí todavía sigue habiendo zonas oscuras, heridas abiertas y muertos sin identificar en fosas comunes. En Argentina ha habido juicios, se ha hablado mucho del tema con la voluntad de sanear y revisar esos hechos para que no vuelvan a suceder. Esta película tiende a romper un poco con esa corriente discursiva que dice: "otra vez una película sobre los desaparecidos"…igual que aquí oímos decir: "otra película sobre la guerra civil"… Creo que "Infancia clandestina" abre una línea de diálogo diferente, en Argentina ya se está convirtiendo en un objeto de culto porque propone un encuentro entre generaciones. Los abuelos van con sus nietos al cine, algo que me parece muy sano para una sociedad. 

FILMOGRAFÍA de ERNESTO ALTERIO

1992TanguitoMarcelo Piñeyro
1995Tengo una casaMónica Laguna
1995BelmonteJuan Antonio Bollaín
1995Morirás en ChafarinasPedro Olea
1996Más que amor, frenesíAlfonso Albacete, David Menkes y Miguel Bardem
1996Mi nombre es sombraGonzalo Suárez
1998Los años bárbarosFernando Colomo
1998InsomnioChus Gutiérrez
1999Los lobos de WashingtonMariano Barroso
1999El cuarteto de La HabanaFernando Colomo
2000KashbahMariano Barroso
2001Buñuel y la mesa del rey SalomónCarlos Saura
2002DeseoGerardo Vera
2002El otro lado de la camaEmilio Martínez Lázaro
2003Días de fútbolDavid Serrano
2004Muertos comunesNorberto Ramos del Val
2004IncautosMiguel Bardem
2005Semen, una historia de amorInés París y Daniela Fejerman
2005El métodoMarcelo Piñeyro
2006Los 2 lados de la camaEmilio Martínez Lázaro
2008RivalesFernando Colomo
2008LluviaPaula Hernández
2009Las viudas de los juevesMarcelo Piñeyro
2011AmigosBorja Manso
2011El Sueño de IvánRoberto Santiago
2011Infancia clandestinaBenjamín Ávila











Comentarios

Entradas Populares

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Herederos. Un derecho previsional

LESLY KISS . Confesiones de una actriz porno