DISQUILLOS. Abril 2016


Como estamos acostumbrados ya, el arribo de la primavera suele despertar al mercado discográfico. La inminente programación de los festivales durante la temporada estival provoca una verdadera avalancha de ediciones internacionales, entre las cuales intentaremos elegir algunos que nos han parecido muy recomendables. Así, citaremos al segundo álbum de los británicos Last Shadow Puppets, el regreso del rocker americano Bob Mould o el último trabajo de los populares Love of Lesbian, entre otros.





ANDREW BIRD
Are you serious

4.5/5
Podríamos decir que es este el lúcido ejercicio de uno de los cantautores más interesantes de la actual escena del oeste americano. Como podemos contemplar en el estilo Bill Withers que impregna la preciosa Capsized, canción que abre un disco conciso y elegante de principio a fin. La impecable producción de Toni Berg adorna en su punto justo una colección que nos muestra a un Andrew Bird más transparente, confidente y maduro en el verbo. Por supuesto que el aspecto musical resulta especialmente entrador, pleno de ideas sencillas que se van desarrollando con fluidez en cada una de las once canciones que integran Are you serious. Un buen ejemplo en este sentido resulta el dúo a guitarra y voz con la vibrante Fiona Apple en Left handed kisses como uno de los puntos álgidos de este álbum huérfano de efectismos innecesarios, cómplice de forma honesta, y sin mayores artilugios que las melodía seguras que modelan estas canciones.





THE LAST SHADOW PUPPETS
Everything You´ve Come to Expect

4.5/5
Un largo silencio discográfico de ocho años se quiebra ahora con la edición del segundo trabajo de los británicos Last Shadow Puppets. El excitante tándem integrado por Alex Turner (Arctic Monkeys) y Miles Kane (The Rascals) se completa con James Ford en batería y consola. En este segundo experimento han dejado de lado la musa inspiradora de Scott Walker y se han acercado bastante al rock de finos detalles que se cociera en la Londres de los 70 (Roxy Music). Sin embargo, lo interesante es que estos músicos logran mantener una marca propia, pese a los indicios o influencias que puedan detectarse claramente. Entre esta pequeña constelación de posibles hits del verano luce la incendiaria Bad habits, una canción intensa y oscura dentro de un disco ecléctico que nunca pierde el buen rumbo escogido por el grupo. La armoniosa Aviation y la bellísima balada que da nombre al álbum completan una trilogía imbatible, con sabor a la buena música que el rock inglés supo brindarnos en décadas anteriores.




BOB MOULD
Patch the Sky

4/5
Pocos guitarristas de punkrock consiguen extraer tanta musicalidad a las seis cuerdas como el bueno de Bob Mould (Hüsker Dü y Sugar). En su onceavo disco como solista, este veterano de mil batallas retoma el nivel que lo consagrara en álbumes inolvidables como File under easy listening editado en 1994 con el disuelto grupo Sugar. De sonido particularmente compacto, ruidoso pero melódico en todo momento, el power trio integrado por Jon Wurster en batería y Jason Narducy en bajo funciona como un exacto mecanismo de relojería. En Patch the Sky la visceralidad siempre está articulada con cierta armonía y permite que se multipliquen los matices dentro de una paleta musical mucho más generosa que la de muchos colegas de este muchas veces rústico género. La foto final es fiel al directo, con garra y mucha bravura, Mould reparte ideas en un álbum de estilo aguerrido. 




EXPLOSIONS IN THE SKY
The Wilderness

4/5
Fiel al sonido instrumental con fusión rockera que los caracteriza, el cuarteto tejano más cinematográfico de la escena americana continúa encontrando nuevos espacios inexplorados evitando así repetirse demasiado en su bien definida propuesta. The Wilderness podría considerarse como el sexto álbum de estudio de esta tan interesante formación, ya que los Explosions in the Sky también han editado anteriormente numerosas bandas de sonido para diversas películas en su país. En este álbum transmiten un dramatismo especial en nueve exquisitas piezas individuales que evitan los lugares comunes o los excesos del tipo emocional. Un buen ejemplo resulta Tangle formations, con un crescendo subrayado desde el ritmo de una machacante batería y conducido magistralmente por la melodía del piano. El diseño de las atmósferas es la especialidad de la casa, una que conoce muy bien como crear estados de ánimo muy bien estructurados desde acordes propios de la cultura rock. 





THAO & THE GET DOWN STAY DOWN
A Man Alive

4/5
La cantante, compositora y guitarrista americana Thao Nguyen conoce exactamente como moverse en la pantanosa tierra de las vanguardias. Su inclasificable estilo (por la múltiplicidad del resultado), tiene un poco de muchas tendencias en la dosis justa para escapar siempre de alguna etiqueta en particular. Es bien cierto que podríamos generalizar su sonido dentro de las propuestas art rock que pueblan la costa este estadounidense y sus universitarios centros, sin embargo ellos tienen su base en San Francisco (California). Aunque su voz se asemeje ligeramente a la de la políglota italiana Sabina Sciubba (lider de Brazilian Girls) en esta odiosa comparación Thao sobrevive porque no podemos afirmar cabalmente que la copie. En este álbum, el cuarto del grupo de folk rock alternativo, conviven brillos de bases funky a la Talking Heads con deformes solos de guitarra y una potencia más propia del rock que del folk. No obstante, el envase tiene marcados ribetes pop, esencia de la libertad extrema percibida en el conjunto.





LOVE OF LESBIAN
El Poeta Halley

3.5/5
Verborrágico como nunca se descubre Santi Balmes en la nueva invención de los siempre requeridos Love of Lesbian. Es cierto que este poético Halley nos puede resultar un tanto excesivo en su formato de canción pop, las letras son frondosas en imágenes retóricas hilvanadas por una métrica no siempre ideal. Sin embargo, debemos resaltar que la enorme pericia melódica, patrimonio esencial de la banda más exitosa del rock indie local, consigue encausar (pese a todo) semejante marejada de instantáneas provenientes de la cálida voz del cantante compositor... ahora también hiperpoeta. Un recitado del Nano Serrat consolida el fuerte espíritu literario de este disco (también editado en vinilo) sobre un pomposo final. Pero, antes es estrictamente necesario perderse en la gran belleza de Psiconautas, probablemente la mejor canción escrita por el grupo en los últimos años. Psicodélica y extensa (9 minutos), excesiva pero inspirada, plena de vaivenes embriagadores, la pieza aparece como un oasis entre el arbolado bosque que la rodea, entre luces y sombras.  







Comentarios

Entradas Populares

Somos Barcelona. No nos vencerá el miedo

PARAÍSOS FISCALES, el fabuloso fraude fiscal de las grandes fortunas.

LESLY KISS . Confesiones de una actriz porno