FEDERICO FARFARO, con el tango en las venas.


Pasó de trabajar en la cocina de un restaurante a ser un bailarín de tango reconocido en todo el mundo. Federico Farfaro (Buenos Aires, 1975) llegó a Barcelona hace una docena de años con ilusiones y una profesión latente hasta ese momento. Un pequeño accidente lo hizo cambiar de idea y centrarse en el baile. Hoy, junto a la bailarina australiana Liesl Bourke, conforma una pareja admirada por colegas y aficionados de las milongas.


Antes de su visita a Barcelona, mantuvimos este diálogo con Federico, un verdadero apasionado del tango.



Una entrevista de Marcelo Espiñeira.


Por qué y cómo te has convertido en un bailarín de tango profesional?
FEDERICO FARFARO: Cuando empecé a bailar tango en 1996 en Buenos Aires, lo hice por puro placer, sin ninguna idea de convertirme en profesional. Era cocinero y no entendía que querían decir mis maestros con eso de: "tenés condiciones, te podés dedicar al tango pibe!". Me
empezó a gustar cada vez más, tomaba muchas clases e iba a bailar todas las noches que podía. Mi padre era cantor de tango antes que naciéramos mis hermanos y yo, pero esto no lo supimos hasta mucho después. Siempre estaba cantando o silbando algún tango en casa o en su carpintería al lado. Por eso es tan especial la relación que tengo con el tango. En 1998, viajé a Barcelona a trabajar como cocinero. Tenía mucho más tiempo libre que en Buenos Aires y lo empecé a dedicar a tomar clases de danza contemporánea y por supuesto, para ir a la milonga. Allí conocí mucha gente, varios me empezaron a pedir clases, y yo decía que no era profesor… Pero insistían así que empecé a dar algunas clases. Un día iba con retraso al trabajo y corriendo por las escaleras del metro me doblé un pie, y pensé: "uy! no voy a poder bailar!"... No me importaba llegar tarde al trabajo, lo que me preocupaba era que no iba a poder bailar, esa fue una señal importante. Ese día dejé el restaurante y no volví nunca mas. Me recuperé del pie y empecé a bailar en la calle con una chica argentina, nos iba muy bien. Luego de unos meses me volví a Buenos Aires, a “La Meca del tango”. Entonces sí tenia una idea muy clara, yo quería bailar. Seguí estudiando, entré en la compañía Tangokinesis, empecé a viajar, luego de forma independiente… Con mucha determinación siempre. Fui de la Rambla de Barcelona al City Center de Broadway en New York, pasando por varios teatros y ciudades, aquí y allá,  y siento que recién empiezo… 





Se distinguen diferentes estilos dentro de los bailarines de tango profesionales? 
Mira... en el tango, al no ser una danza "académica" sino popular, podemos observar muchas variantes de estilo y esto tiene que ver con la personalidad de los bailarines y su formación. 
También, con las posibilidades de espacio en la pista (por ejemplo: las del “Centro” donde la densidad de parejas en la pista era mucho mayor a la que había en “Villa Urquiza”), y de ahí el desarrollo de dos estilos muy diferentes. Dentro del ámbito "profesional" hay básicamente dos grandes grupos: “Tango Tradicional” y lo que mucha gente llama “Tango Nuevo”. También se puede hacer otra gran división: Coreografía e Improvisación. 
Desde mi punto de vista el tango siempre fue "Nuevo", porque su base es la improvisación, y ésta toma lo que funciona y desecha lo que no funciona, se buscan nuevas posibilidades, técnicas y combinaciones como un proceso natural. El baile de este modo evoluciona y también refleja la "evolución" de la sociedad y de la relación entre hombre y mujer, que es muy distinta hoy a la que tenían en 1940…
Hay mucha sabiduría en la tradición. La experiencia que da la repetición de ese ritual milonguero a través de los años, las formas, los pasos, son producto de una decantación. No hay que menospreciar el valor de la tradición, debemos aprender de ella y seguir creciendo, escuchar a nuestros mayores. 


Cuál sería el tuyo y el de Liesl?
Nosotros como artistas no nos ponemos límites y trabajamos tanto el tango show en su forma tradicional (somos corógrafos del show “Tango Fatal” del crucero Mein Ship, TUI Cruises), como así lo más moderno, coreografía de tango puro o fusión con danza (estrenamos el próximo agosto, el show “120 birds” con la coreógrafa Liz Lea en el Edinburgh Art Festival). De todo, quizás lo mas interesante, sea desarrollar la improvisación al máximo posible sin ponerse limites. Y nos encanta bailar en la milonga.


Qué tipo de tangos encuentras más atractivos para bailar? 
Para bailar en la milonga me gustan tangos con buen ritmo como los de D'arienzo, Tanturi, Donato, etc. Y también me gustan mucho los de Di Sarli, Fresedo, D'agostino, que tienen lindas melodías…Depende de la hora y el estado de ánimo. Para hacer show me gustan los fuertes, como los de Pugliese, Sexteto Mayor,… y me encanta Astor Piazzolla.

Por qué han elegido la ciudad de Berlin para establecerse?
La escena de tango más importante de Europa esta en Berlín, que además tiene una enorme actividad artística y cultural. La ciudad en sí es maravillosa, el respeto por el orden y la vida es algo muy presente en la vida diaria. Es muy inspirador vivir aquí.


Podemos bailar correctamente tango sin apuntarnos a un curso?
Hasta el diamante más puro necesita ser pulido para que podamos apreciarlo… El tango es esencialmente un baile social y popular de comunicación e improvisación libre, lo "correcto" o "incorrecto" depende de la adaptabilidad de los bailarines a los factores del espacio, la pista de baile, las otras parejas con las que se comparte la pista, la música y tu compañera/o de baile. Si todo esto va bien, se podría decir que el baile es al menos correcto…(se ríe). 
Es necesario y práctico hacer cursos, tomar clases, para conocer la estructura del baile, desarrollar técnicas, adquirir conocimientos, recibir observaciones…Si no tu baile se llena de vicios y se vuelve muy limitado. Y también es fundamental ir a bailar a la milonga, que es lo más lindo!

Qué nos puedes adelantar de vuestro workshop en Barcelona?
Vamos a dar clases para poder improvisar bien en la milonga, algunas técnicas, lindas combinaciones y haciendo foco en la musicalidad, donde está el goce del baile. 
También vamos a dar un seminario especial de tres días para bailarines de otras disciplinas, aquí analizaremos todos los elementos presentes en el tango, llevados al baile de pareja de improvisación no formal. Definiremos los roles y daremos herramientas para que los bailarines desarrollen secuencias y combinaciones, ampliando su repertorio y ojalá enriqueciendo aún más su creatividad. También daremos algunas exhibiciones así que estén sintonizados y esperamos verles allí...



Comentarios

Entradas Populares

HOT SONG. LUST (Kendrick Lamar)

Octubre en rojo. Referendum unilateral?

REFORMA INMINENTE. Sistema jubilatorio argentino