BLANCA SUAREZ. Entrevista con la nueva musa del cine español.

De incuestionable belleza, el rostro y la agraciada figura de Blanca Suárez (Madrid, 1988) no parecen representar un lastre para que esta joven actriz vaya perfilándose como la nueva musa del cine español. Si bien la crítica especializada suele ofrecer el costado más duro cuando conjuga sus orígenes televisivos en series populares poco pretensiosas como “El internado” o “El barco” y sus innatas armas de seducción. Lo cierto es que la Suárez ha cautivado a Pedro Almodóvar, lo cual no es poco mérito. El manchego pronto volverá a contar con su talento interpretativo (como ya sucedió en “La piel que habito”) para su regreso a la gran comedia.




Pese a que “Los amantes pasajeros” (la nueva producción de Almodovar) ya ha iniciado su rodaje con Javier Cámara, Cecilia Roth, Lola Dueñas, Miguel Angel Silvestre y la misma Blanca entre su nutrido elenco, la madrileña se ha fabricado un espacio en la agenda para apoyar el reciente estreno de “Miel de naranjas” del director Imanol Uribe.





En su primer rol protagónico para la pantalla grande, la actriz comparte el foco con el ascendente actor Iban Garate (Guipúzcua, 1982) y un generoso reparto que incluye a Karra Elejalde, Eduard Fernández, Carlos Santos, Nora Navas y José Manuel Poga entre los más destacados. 



Acertada visión
“Miel de naranjas” es una película que cumple con creces las expectativas, de ritmo preciso, el guión de Remedios Crespo es atrapante desde la primera escena, jamás resulta panfletario o excesivo en sus apreciaciones aunque el relato se base en la Guerra Civil y el escenario sea un reprimido pueblo andaluz de los años ´50. 



El montaje delicioso, sin abruptos picos dramáticos pero con los acentos más que adecuados en escenas como aquella en la que Enrique (Iban Garate) se ve violentado ante la injusticia de la clásica escena de fusilamiento. Otras tan destacables como la huida de un preso, cuya tensión generada  contagia sin tocar para nada el artificioso método norteamericano. 


Iban Garate en una escena de Miel de Naranjas.
Pocas balas, las suficientes. Poca violencia explícita, la necesaria. Poquísimo sexo, el  insinuado, nos demuestran que una historia de esta naturaleza, nada tiene que hacer obligatoriamente con los clichés narrativos para llegar, transmitir, convencer y cautivar a la audiencia.



Lujoso reparto
Carmen (Blanca Suárez) luce ajustadísima  al papel  manejando un registro controlado en la ocultación de un secreto decisivo. Por su parte, Garate interpreta con gran eficiencia al soldado Enrique y su gradual transformación en pieza clave de la operación rebelde que da vida al guión. El casting acertado permite que se distrubuya de forma equilibrada la responsabilidad dramática. En este sentido debemos recordar a un pródigo y generoso Eduard Fernández, a quien todo reto le calza de maravilla. El juez militar es Karra Elejalde,  convencido de que hace lo apropiado, aplica una supuesta justicia con una serena crueldad, al tiempo que se desvive en atenciones hacia su protegida sobrina. El actor consigue el tono exacto para un personaje oscuro y siniestro. También son destacables los momentos en que Carlos Santos y José Manuel Polga dan rienda suelta a sus carismáticos papeles. La lista de secundarios destacables la completa una Nora Navas que nos deja con ganas de verla en más escenas.


Blanca Suarez y Karra Elejalde en una escena de Miel de Naranjas.
Conocedores de la gran oportunidad que representa esta película para sus noveles carreras, Blanca Suárez e Iban Garate confirman el entusiasmo de seguir trabajando a paso firme en un momento crítico para el cine español. Sobre los entresijos de “Miel de naranjas” conversamos con los jóvenes actores.



Una entrevista de Lilian Rosales de Canals y Marcelo Espiñeira.



Sabemos que el director no quería que os documentarais viendo viejas películas sobre la Guerra Civil, entonces contádnos ¿cómo consiguieron sumergirse en el clima de aquella época?
BLANCA SUAREZ: Es verdad que Imanol (Uribe) nos pidió que no profundizáramos demasiado en ver películas sobre la Guerra, porque la mayoría de estas producciones está impregnada de algo gris, de una especie de neblina triste y dramática. Lo que menos quería el director es que nos empapáramos de eso. El quería que los personajes tuvieran luz, que por muy duro que hubiera sido su pasado, pudieran tener momentos alegres en el presente. Todo el mundo tiene sus momentos de disfrute y estos personajes también. Quería una peli luminosa con personajes luminosos y eso hemos intentado. Tuvimos espacio para una creación libre y poco anclada en la realidad, porque al ser una historia ambientada en los años ´50 haz de contar con una forma especial de expresarte y de moverte, pero me he sentido bastante libre. 

Blanca e Iban durante la entrevista en Barcelona.



En la cinta te ves muy modosita, muy de época. ¿Cómo te las has arreglado para aparecer así?
BLANCA SUAREZ: Tuvimos la fortuna de contar con una coach al principio, cuando comenzamos a meternos en la historia. Nos orientó un poco, estuvimos mes y medio preparando el personaje. Sobre todo tenía que tener en cuenta ese giro que toma en un momento dado. Carmen tiene un fondo oculto, entonces había que poner una capa más en la cebolla para que el espectador se enterase desde un primer momento que ella es una tipa super valiente, super echada para adelante. Mi tarea ha sido no mostrarlo todo desde el inicio. Era importante calcular mucho qué dosis de energía se le dejaba ver al espectador en cada plano y en cada escena.

¿Qué escena en particular constituyó un mayor reto para ti?
BLANCA SUAREZ: Todas tienen su puntito de contención. Sobre todo las que mi personaje comparte con su tío (Karra Elejalde) porque no le hace ni puñetera gracia estar a su lado y suele pensar en lo que tiene que aguantar. Cuando él le pide un beso, ella traga saliva y está mordiéndose el puño por dentro… (se ríe). Esto debía insinuarlo con cuidado, no demostrar abiertamente que había algo turbio en esa relación. 

Para tí, Iban ¿qué ha significado esta oportunidad?
IBAN GARATE: Llevo quince años en esta profesión y me gusta ir paso a paso, poco a poco. Mis trabajos siempre han estado centrados en Euskadi. He participado en tres películas más, pero con una proyección limitada de 15 o 25 copias cada una, sin tener el empujón necesario para ser conocidas en el ámbito nacional. "Miel de naranjas" que tiene 150 copias y una difusión mucho mayor, podrá valer para darme a conocer más. De igual manera os diré que mi nivel de responsabilidad ha sido el mismo en esta película que en las otras de menor producción. Me gusta hacer bien mi trabajo. 

El director Uribe posa junto a los jóvenes actores de Miel de Naranjas.
¿Alguna anécdota que recuerden sobre el rodaje?
IBAN GARATE: Personalmente no he hecho la mili y el terreno del ejército me resultaba muy desconocido y tampoco es algo que me entusiasme. Pensaba que nunca iba a ser "mi mili" y la terminé haciendo en el rodaje de esta película a las órdenes de un asesor militar (Miguel Ángel) que es un fenómeno de tío, un capitán del ejército y un gran apasionado de su trabajo. En el set me ayudó a cuidar cada pequeño detalle: con esta prenda no puedes saludar así, si no llevas la gorra corresponde un taconeo, la gorra se guarda en el cinturón, ponte la chaqueta así, átate este botón asá, una cosa de locos…(risas) Ha sido mi pequeña mili dentro de la película durante dos meses.

¿Ha sido muy estricto Uribe con los detalles de vuestros personajes?
BLANCA SUAREZ: Yo creo que ha sido muy poco estricto. Nos ha dado bastante manga ancha para hacer lo que quisiéramos. Cuando perfilábamos los personajes, en las primeras semanas de rodaje, teníamos reuniones para encajar todo en la historia, para que tuviera continuidad, una forma. Estuvimos retocando muchas secuencias entre los tres. Hicimos cuanto quisimos. 
IBAN GARATE: Creo que es un gran escuchador. 
BLANCA SUAREZ: Exacto…nos decía: "me parece muy bien… pero no lo vamos a hacer"…(risas). Igual en general nos ha comprado casi todas nuestras sugerencias. 
IBAN GARATE: Siempre ha tenido muy claro que película quería hacer. El actor le hace su propuesta, él la ve y la va moldeando hasta que consigue traerlo a su terreno. Esta es la labor del director, pero se agradece que las propuestas de los actores sean escuchadas y valoradas. 

Karra Elejalde y Eduard Fernández.
¿Tenéis la esperanza que vuestra juventud atraerá un público nuevo a este tipo de películas con trasfondo histórico político?
BLANCA SUAREZ: No lo sé, pero por supuesto que la esperanza es lo último que se pierde, claro. (risas) A mi me encantaría que la gente joven se interesara por películas ambientadas en épocas que no son actuales. Pero también creo que a un sector muy grande sí que le interesa. Igual hay una oferta tan grande, que me da miedo que les atraiga más una de superhéroes que una que habla de su propia historia. 
IBAN GARATE: Creo que la peli tiene los suficientes argumentos comerciales como para caminar bien en la taquilla.  
BLANCA SUAREZ: También creo que hay que ver todo tipo de películas. Consumo todo tipo de cine, desde el más comercial que te puedas imaginar hasta independientes profundas. 

Luego de participar en la cocina del cine, ¿veis las películas con otros ojos?
BLANCA SUAREZ: Sí, hay muchas cosas que las veo con una actitud más tiquismiquis que antes. Y cuando algo te lo comes con patatas, lo valoras mucho más. Ya no me cuelan cualquier cosa…

Iban Garate y Nora Navas en Miel de Naranjas.
Otra vez convocada por Almodóvar, para un registro muy diferente al anterior ¿Qué nos puedes contar?
BLANCA SUAREZ: Sí, una comedia absoluta. 

Noto que no se puede decir más nada…
BLANCA SUAREZ: No…(carcajadas). Me muero de rabia porque me dan ganas de contar…

A este ritmo no tardará para que te veamos trabajando en Hollywood.
BLANCA SUAREZ: No, no sé. 
IBAN GARATE: ¿Por qué no? (risas).
BLANCA SUAREZ: Me apunto al bombardeo, pero las cosas a su tiempo. No se cómo te puede cambiar la vida…Con Pedro se sabe que puedes llegar hasta el rincón más recóndito, no? Si surgiera la oportunidad… ¿por qué no? Si tiene que llegar, llegará. 

Blanca Suarez en "La piel que habito" de Pedro Almodovar.
Blanca Suarez en la serie "El Barco".
La Suarez en una escena de "The Pelayos".
















Comentarios

Entradas Populares

Hablaos y entenderos, si us plau...

Coral infantil cordobesa en Barcelona

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país