LA MAGIA AL PODER. El auge del esoterismo en tiempos de crisis.


Un informe de
Lilian Rosales de Canals
y Marcelo Espiñeira.


Cuando la noche se hace madrugada, muchos canales de la TDT vernácula aprovechan para subdividir su pantalla en varias ventanitas minúsculas que emanan un particular poder de sanación. Es la hora para que los mentalistas, adivinadores, médiums, tarotistas y demás deidades televisivas conecten sin mayor interferencia con los problemas básicos de tantos mortales: salud, dinero y amor.


Cada cual con su libreto, algunos más excéntricos que otros, las estrellas de la medianoche atienden los llamados de la audiencia con gran histrionismo. Casi siempre apelando a una suerte de adivinación intuitiva, realizando alguna pregunta clave al interesado de manera velada buscando encontrar el motivo real de la angustia. Como si se tratara más de un juego pseudo-psicológico practicado en la mesa de un bar que de una cuestión esotérica o con supuestas conexiones sobrenaturales. Visto desde fuera, este asunto tiene muchísimo más de charlatanería oportunista que de método curativo.



Nada sería reprochable si este tipo de conversaciones se desarrollaran entre dos amigos sinceros que buscan un gesto de apoyo en las malas. ¿A quién no le ha sucedido alguna vez? Decirle una mentira piadosa o darle una voz de aliento a un vecino en el paro cuando lo cruzamos en el ascensor del edificio, probablemente sea una acción ponderable. El problema ético surge cuando se monta una gran industria alrededor de la desgracia ajena. Algo que estos programas de la tele nocturna no pueden negar porque están diseñados para lucrarse del incauto del día.


Algún tarotista conocido nos dijo alguna vez: "sólo se trata de preguntar bien y dar una respuesta lo más ambigua posible". En esta simple premisa parece basarse el enorme negocio esotérico que florece en España. Con los matices del caso, una auténtica legión de personajes con supuestas facultades para lo oculto, no hace más que aconsejar de la manera más pueril imaginable a una gran masa de solícitos del futuro y la fortuna. Con la crisis tremenda que arrecia, peor que peor. La demanda se multiplica y la oferta se sofistica. 

Un informe de Antena 3, de los pocos realizados ultimamente sobre este negocio, dejaba al descubierto una facturación millonaria mensual por parte del dueño de una cadena de radio (Astroradio) exclusivamente dedicada a prestar servicios de adivinación. Sorprendente y preocupante al mismo tiempo. Los programas de la hora insomne advierten en letra pequeñísima, casi ilegible, del costo de las consultas con sus "profesionales". Valores que siempre rondan los 2€ el minuto incluidos los impuestos. Saquen sus cuentas.

El éxito en la parrilla del ciclo dirigido por Iker Jimenez, Cuarto Milenio, y la reciente incorporación de la inglesa Anne Germain (medium mediática) al primetime de Telecinco confirman una tendencia que reafirma la apuesta por lo mágico en los principales medios del país.


La bruja anglosajona que presenta el periodista local Jordi González conecta con la angustia. Conocedora de los sutiles recursos de la manipulación, indaga en la información clave de los entrevistados y apunta su batería de suposiciones hacia generalidades comunes a todos los casos de pérdidas tras la muerte. Cuando supuestamente se comunica con los muertos, intenta arrastrar a sus interlocutores a un estado de exaltación hasta que salta la lágrima, conduciéndolos a una meseta anímica para que experimenten una siguiente liberación. Con esta técnica de adulteración construye su base de seguidores que legitiman su espacio en los medios. La mentira consagrada desde el más completo absurdo.

En Cuarto Milenio, Iker Jimenez destina un espacio para los avances tecnológicos más sorprendentes. Mientras un colaborador suyo ilustra a los espectadores con imágenes que abarcan desde “el camión del futuro” hasta el “avión no tripulado”, Jimenez no cesa en relacionarlos con lo “mágico y misterioso”; dotando a las sofisticadas creaciones industriales de un rango divino, en una actitud oscurantista que cosecha multitudes en las mediciones de audiencia.


En otras oportunidades en este programa se llegó a relacionar reliquias arquelógicas de civilizaciones precolombinas, que representaban claramente pájaros de estilizados diseños, con la aerodinamia propia de los aeroplanos militares más avanzados en la actualidad. Tiñendo de misterioso cualquier evento posible que la ciencia no consigue descifrar por completo, Jimenez propone explicaciones siempre cercanas al mundillo paranormal, y triunfa.


Algunas razones de peso
“El fenómeno de la brujería es muy sofisticado y en realidad sólo tiene fines de tipo económico" señala el teólogo valenciano Martín Gelabert

Desde la década de los años ´60 y ´70 del pasado siglo se encuentran entre nosotros instauradas las sectas y las religiones alternativas que se entienden en la presencia del sincretismo con un poder cada vez más institucionalizado. En la mayoría de los casos, echando mano accesoriamente de preceptos o ritos de las grandes religiones tradicionales: Catolicismo, Hinduismo, Budismo, Islam y Judaísmo

Las razones que conllevan a un auge de estas creencias alternativas son difíciles de determinar con exactitud, pero se considera que algunos aspectos son decisivos.

-- El desplazamiento de la sensibilidad religiosa actual. Cuando se valora más la experiencia y la emoción religiosa que la reflexión conceptual.

-- El auge de la doble pertenencia o doble fidelidad de culto. Algunos de estos grupos alternativos religiosos invitan a no abandonar la vieja pertenencia eclesial mientras se enriquezca la experiencia espiritual con sus nuevos credos de carácter complementario.

-- El clima de espera milenaria que ante las crisis sociales de todo tipo empuja a pensar en un fin catastrófico del actual estado de cosas y la venida inminente de un nuevo orden.

-- Las crisis de las tres grandes instituciones que en el pasado reciente dieron estabilidad social, pero que sufren hoy alimentada por la pérdida de valores y la conservación de parcelas donde la reflexión no se estimula: crisis del Estado, caída de la imagen de las Iglesias, deterioro de la familia tradicional.

-- La necesidad de ruptura que muchos sienten y que hace abandonar las viejas instituciones políticas, sociales, religiosas  percibidas como ilegítimas, y a la vez la necesidad de seguimiento, el impulso de ir tras quien aporte la seguridad que ni las sociedades ni los grupos tradicionales ofrecen.

-- La existencia de un sector marginado en la población; la ausencia de una mentalidad científica y racionalista, especialmente anclada en la vida rural; la falta de separación entre la Iglesia y el poder.

No caben dudas de que las tensiones colectivas y el “pan y circo” suministrado desde las mismas esferas poderosas favorecen la preservación del mundo mágico. El esoterismo tal y como se instauró en el  siglo XIX podría afirmarse que está totalmente secularizado. La alquimia, la magia y la astrología están integradas completamente con aspectos de la cultura moderna, incluyendo la búsqueda de las leyes causales, el evolucionismo, la psicología y el estudio de las religiones.


Profecía autocumplida
Es necesario sacar a colación la enorme influencia que tiene en esta percepción sesgada de lo real, el fenómeno de la profecía autocumplida.

Se denomina así a la predicción que se autorealiza y que está relacionada con el enorme poder de la autosugestión. El sociólogo norteamericano Robert Merton acuñó el teorema original que establece: si una situación aún siendo falsa es definida como real, esa misma situación tendrá efectos reales y se volverá verdadera.

Las personas no solamente responden al carácter estrictamente real de una situación, sino más bien a la percepción que puedan tener de ella y al significado que le hayan asignado.

En 1960, Robert Rosenthal (psicólogo de la Universidad de Harvard), bautizó este fenómeno como “efecto Pigmalion”, haciendo referencia al mito griego en el cual el rey chipriota Pigmalion, en su búsqueda fallida de la mujer perfecta, se enamora de una estatua con tal pasión que provoca la intervención de la diosa Afrodita para dar vida a su pétrea amada. 

Salvando las distancias, la medium Anne Germain reproduce en sus seguidores el mito de Pigmalion, cuando éstos creen comunicarse con seres queridos difuntos a través de la sugestiva bruja.


Fe y esfuerzo
“La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad" (Fides et ratio). 

Por motivos más que obvios, percibimos una mayúscula crisis de la razón en la actualidad y hasta creemos haber perdido las riendas de nuestras propias vidas. La fe es sólo un suplemento al esfuerzo y no moverá montañas si nos quedamos postrados en un sofá. 

Cuando nos hablan del “mercado” como una entidad poderosa e incontrolable, capaz de producir los peores cataclismos, están intentando satanizar esta crisis financiera impidiendo mediante el temor que alguna vez encontremos las respuestas verdaderas.

Lo mágico no nos iluminará en esta búsqueda. Ningun tarotista podrá sacarnos del paro o ningun hechizo conseguirá que Bankia resucite.

Anne Germain tiene su inquietante correlación en el mundo de la política, lo vemos a diario. Utiliza los mismos métodos para comunicarse con los familiares de los muertos como lo hace un ministro para conseguir un nuevo crédito de financiación para el Estado. Miente descaradamente, falsifica la verdad, difunde sus falacias por el amplificador de los grandes medios y nos confunde tanto hasta creer en lo que dice.

Si estos tiempos están resultando confusos e incomprensibles, se debe en gran medida a la institucionalización de la mentira organizada. Da igual si proviene de un programa esotérico para trasnochados o de un presidente que parece engañar por deporte, la cuestión es mentir y ocupar el terreno que han cedido la razón y la fe, claro está.

Comentarios

  1. Me gustó la idea de comparar la charlatanería de los falsos hechiceros con la de la clase política.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

REFORMA INMINENTE. Sistema jubilatorio argentino

EUROPA vs GOOGLE

HOT SONG. The underside of power (Algiers)