Ir al contenido principal

Octubre en rojo. Referendum unilateral?


Escribe Marcelo Espiñeira.

La puja entre la Generalitat y la Moncloa no cesa y ha tendido a radicalizarse tras unos Presupuestos Generales que han confirmado la indisposición de Mariano Rajoy a una negociación. Tanto el gobierno del PP como el que encabeza Carles Puigdemont se han mostrado impotentes a la hora de acercar sus posiciones. 

Soraya Sáenz de Santamaría no ha traído propuestas creíbles que sustentaran su efímera e inconsistente Operación Diálogo y desde el Parlament no se ha intentado ralentizar la máquina que promueve la vía unilateral. Como si estuvieran presos de sus propias debilidades, -ni el gobierno de Rajoy, ni el de Puigdemont se apoya en amplias mayorías-; sendos ejecutivos viven instalados en una política para la galería. En una escenificación constante, más propia de una campaña electoral que de unos dirigentes preocupados por los problemas reales de los ciudadanos.

Europa teme una crisis
que ponga en riesgo
el pago de la deuda soberana

El entuerto se ha ido estirando en el tiempo, complicando en los juzgados y también salpicando el destino de otros actores menos implicados. Si Pedro Sánchez sufrió un golpe de estado dentro del PSOE, mucho habrán tenido que ver sus posiciones intermedias hacia el conflicto catalán. Si el avance de Podemos se detuvo en buena parte del territorio español, también podríamos relacionarlo con las posiciones procatalanistas de Iñigo Errejón en cuanto a la disputa.

La disputa entre Rajoy y la Generalitat ha brindado oportunidades inesperadas a vascos y andaluces, que no han perdido su ocasión para obtener un beneficio propio. En una sucesión de efectos tangibles que no hacen más que cuestionar la estrategia que iniciara Artur Mas y continuara el actual gobierno catalán en el Procés.

De momento, con Rajoy en la Moncloa, no se percibe posibilidad alguna de mejorar la financiación catalana dentro de la estructura autonómica, como tampoco una salida pactada que contemple el derecho a decidir por la independencia. Europa no brinda apoyo a la opción unilateral porque evidentemente teme que una crisis institucional española ponga en riesgo el pago de la importante deuda soberana (99,4% del PIB). Es decir, que una Catalunya sin apoyos internacionales, debería encontrar más complicidades interiores antes de dar cualquier salto al vacío. 

El mes de octubre está marcado con tinta roja en el calendario. Puigdemont ha anunciado pregunta y fecha para la celebración de un Referendum unilateral. Previsiblemente acudirá al Congreso nacional antes de poner por escrito la convocatoria electoral, y tendrá todo el verano para sentarse en una tumbona de playa junto a Rajoy, para hablar un poco, relajarse, y entre otras cosas... encontrar una salida conveniente a este lío.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.