Tarragona 2017, los juegos de la ilusión.

Durante el siglo I y II el circo romano y el anfiteatro fueron los escenarios que acogieron el germen deportivo de una ciudad de Tarragona que luego quedaría sumida en un profundo letargo. Como si duermiese la espléndida ciudad amurallada en brazos de Hipnos a la espera de ser redescubierta.

Han bastado poco más de 2.000 años para que la ciudad recobrara su condición de epicentro, el mismo sitial de referencia que la capital de la Hispania Citerior Tarraconensis, la Tarraco romana.

Una propuesta surgida a finales de los años ´90 dio pequeños, pero seguros, pasos a lo largo de dos gobiernos municipales. La candidatura para ser sede de los Juegos del Mediterráneo fue presentada al Comité Olímpico Español en el 2006 y no sería hasta 2009 cuando se planteara en el marco de un "proyecto ciudad" que pretendía despertar un territorio dormido y posicionar a Tarragona como marca.


El mes pasado, dos sucesos de trascendencia marcaron una pauta histórica en el ritmo de este territorio: el pronunciamiento a favor de la candidatura de Tarragona como sede de los Juegos del Mediterráneo de 2017 y la aprobación del proyecto del Corredor del Mediterráneo en los despachos de la UE en Bruselas.
Tras el fallo favorable, un enorme compromiso y una extraordinaria oportunidad se han trasladado a los vecinos de la ciudad y sus autoridades.

Los Juegos del Mediterráneo 2017
Antes que nada constituyen la excusa perfecta para colocar a la ciudad en el punto de mira de futuros inversores con el impacto económico que ello deriva y con una movilización de recursos que, probablemente, ante las circunstancias actuales no se moverían.

En medio de las marcadas dificultades del momento resulta difícil pensar que sea posible construir todo lo que se precisa. Sin embargo, la larga tradición de éxito español en el ámbito organizativo, que va desde el mundial del ´82, pasando por las expos de Sevilla y Zaragoza hasta los juegos de Almería 2005, otorgan un genuino aval de responsabilidad y capacidad de gestión más que suficiente.



La crisis borda rumores en torno a la pertinencia para la celebración de estas jornadas deportivas, en tal sentido sus organizadores insisten en destacar la enorme participación del capital privado y del empresariado en la tarea de convertir esta ocasión en un motor económico, al tiempo que reiteran el compromiso del gobierno central y de la Generalitat de Catalunya a efectos de garantías económicas.

El principio fundamental que destacan sus propulsores es la austeridad, toda vez que surge como un brote verde en medio de la crisis actual y tras la experiencia de éxitos y fracasos de candidaturas anteriores que se han tenido muy en cuenta.



Pero el principal rasgo que define esta proposición es la profesionalidad y el rigor que se traduce en un nivel de autoexigencia. Habrá que dar lo mejor de sí para alcanzar la mayor eficiencia  aprovechando este enorme impulso.

Se ha interpretado adecuadamente que la solución debe venir por la cooperación y la negociación interterritorial. Uniendo esfuerzos y recursos, las ciudades aledañas a Tarragona no solo participarán del beneficio que redunde de las celebraciones sino que aportarán sedes deportivas y un entusiasmo garantizado en el proyecto.


Pere Valls es el ideólogo de la candidatura de Tarragona como sede de los Juegos. Fue presidente de la sección de atletismo del Nástic durante 15 años, árbitro y juez en competencias atléticas, concejal por el PSC en la primera alcaldía de Felix Ballesteros, una persona ligada a lo deportivo y su ciudad desde siempre.

Su padre, también llamado Pere Valls, fue árbitro y durante 25 años presidente de la sección atlética del Nástic. Su abuelo fue directivo del mismo club y murió en la guerra civil con tan sólo 30 años de edad.




Una entrevista de Lilian Rosales de Canals
y Marcelo Espiñeira.

"Los juegos del Mediterráneo son para mí una excusa. Durante 15 días atraerán a 5.000 personas que en principio jamás vendrían a Tarragona. La apertura hacia la otra ala del Mediterráneo, a países como Turquía o Egipto,  será  muy importante para nosotros. Pero el verdadero significado de todo esto no sólo radica en el encuentro deportivo. Lo más importante será la autoestima e ilusión que recobrará nuestro pueblo”. Con entusiasmo inicia esta charla Pere Valls, afirmando haber alcanzado un sueño.



Visiblemente conmovido se expresa con cercanía, dejando colar en su proximidad muchas sonrisas de satisfacción y redunda en palabras positivas acerca del carácter y potencial del vecino de Tarragona. En cuyas manos, entiende, se encuentra la posibilidad de aprovechar esta oportunidad para ganarle al futuro. 

Cómo surge la idea de proponer la candidatura?
Estuve en los Juegos de Barcelona desde el inicio porque era dirigente deportivo. Y si bien aquello fue irrepetible, generó grandes inquietudes en mí. Aunque Tarragona es una ciudad más pequeña que Barcelona, no cabe duda que posee características especiales. Pienso que a esta ciudad le hace falta moverla un poco. 

Todo surgió más específicamente en 1995 durante una conversación con mi padre luego de una comida. Sabía que todas las ciudades que habían organizado los juegos eran más grandes que la nuestra pero consideramos que no se trataba solo de Tarragona ciudad sino de toda el área. Sin embargo, quedó en una conversación.



Cuando finalmente entré en la lista electoral del PSC me pidieron que elaborara un programa de deportes para ayer y pensé "es ahora o nunca". Fue así como plateé que teníamos que ser candidatos a los Juegos del Mediterráneo. Sabía que recién se había celebrado Almería 2005, que además era complicado que dos ciudades de un mismo país optaran por ser sedes en tan poco tiempo. Sin embargo y para mi sorpresa Xavier Sabater me pidió más información sobre mi propuesta.

En aquel momento estábamos en la oposición y el proyecto quedó dormido, no lo vieron viable. Pero quedó sembrada la idea hasta que hace cuatro años supimos que Josep Félix Ballesteros sería alcalde y retomamos las riendas del proyecto. También hay que reconocer que  la  gente de CIU algo hizo en los últimos años sobre la idea que ya habíamos presentado.

Durante el gobierno de Félix nos pusimos a trabajar en ello proyectándonos muy a futuro  y creamos una comisión a cargo de un excelente gestor:  Mario Rigau. Y aunque haya sido cuestionado en alguna oportunidad, hemos llegado hasta este punto gracias a mi idea, pero mayormente por su extraordinaria gestión. Esto ha corrido más de lo que en un principio esperábamos. Todos los objetivos trazados se han alcanzado, menos el de la consecución del proyecto y cada día estamos más cerca.

En el 2009 el COE aprobó por unanimidad que Tarragona fuera candidata porque había presentado una propuesta creíble y sostenible. Es a partir de ese momento cuando entramos en el ámbito internacional, en la elaboración de un dossier detallado que ha sido revisado en múltiples ocasiones y que ha requerido de la participación de muchas personas implicadas que van desde el Patronato de Deportes hasta el Ayuntamiento. 




Casi todos los pueblos y ciudades del entorno se han sumado. Unos para ser subsede, otros sencillamente para incorporarse a la causa. Pero  lo más importante es que desde el primer  instante ha habido adhesiones de todo tipo: ayuntamientos, entidades y empresas. Salou, Cambrils, Reus, Torredembarra, Calafell, Constatí, El Vendrell, Vila-seca, La Selva y Valls han visto desde el inicio una oportunidad, no solo deportiva sino social y económica. 

Esta noticia es una inyección de buenas nuevas porque anuncia trabajo e inversión. En el fondo estamos diciendo que la recuperación puede empezar antes aquí.

Y ahora, cómo llevarán adelante todo lo que falta?
Evidentemente la candidatura ha planteado un proyecto austero desde el primer día. En 2007 dijimos que no teníamos que hacer ninguna obra faraónica, ningún equipamiento que se nos viniera encima o no pudiéramos mantener luego. Tenemos casi el 80% de las instalaciones construidas y funcionales. Habrá que remodelar algo y construir una nueva piscina olímpica, que nos quedará para el día después. Un pabellón de  tamaño medio con una capacidad para albergar a 5.000 asistentes, y que podrá emplearse en la organización de cualquier acontecimiento deportivo o no en un futuro, asegurando su rendimiento. Y finalmente una Villa Olímpica, que luego serán viviendas.


"Calculamos emplear
entre 5 a 7 mil personas. 
Pero  si pudiéramos dar trabajo a 3.000
 ya representaría un logro excepcional."


Qué han aprendido de Almería 2005?
Para los organizadores de Almería solo tenemos halagos. Nos han ayudado infinitamente. El dossier que hemos llevado a la comisión está hecho con ayuda de los almerienses. Ellos nos dieron recomendaciones respecto a lo que era adecuado hacer para sustituir lo imposible. Pero siempre tomando en consideración que éstos son proyectos vivos en los que hay que retocar alguna cosa en función de los tiempos y las circunstancias. 




Han recibido aporte privado en este proceso?
Alcanzar este sueño ha sido posible gracias al patrocinio privado. El 80 % del dinero que ha entrado a la candidatura tiene ese origen, estamos hablando de casi 5 millones de euros. Muchas empresas han apostado y creído en nuestra propuesta. Son ellas las que han hecho posible esta oportunidad que ahora es de todos.        

Qué resta hacer ahora mismo?
De seguido hay que transformar la candidatura en Comité Organizador. Contamos con seis meses para constituirlo (hasta marzo de 2012), aunque dependemos de que el gobierno de España nombre al nuevo secretario de Estado. Mientras tanto debemos motivar a las entidades, e implicar a más gente aún. Es importante que no se acaben las baterías de la gente que ahora nos llama para participar. Esta es una ocasión que no hay que dejar pasar. Es una oportunidad para la cultura, para el deporte, para el turismo, para la economía, para el trabajo y la promoción del territorio. Hay mucho por hacer.

Existe un poco de escepticismo en ciertos actores políticos en torno al compromiso asumido?
Estamos en época electoral, pero es preciso destacar que hemos conseguido esta candidatura no sólo por tener un gran proyecto sino porque existen las garantías gubernamentales suficientes. Es decir, un acuerdo del Consejo de Ministros de España y del Consell de Govern de la Generalitat. Lo que podría traducirse en que la organización de los Juegos están apoyados por la Ley. Venga quien venga esto se cumplirá. 
Discutiremos probablemente si en lugar de 10 son 8. Contamos con una plurianualidad para gestarlo y con un incentivo de Hacienda importante: todas las empresas que participen en el Tarragona 2017 tendrán beneficios fiscales. De cara a las empresas es un aliciente.  De cara al Estado y las administraciones, será posible ahorrar dinero en la medida que se ponga más capital privado que público para invertir en las instalaciones.

Cómo afectarán los Juegos al empleo?
Habrá trabajo directo de la organización y el indirecto de las empresas implicadas en el evento. Calculamos entre 5 a 7 mil personas empleadas en este proyecto. Pero con que podamos dar trabajo a 3.000 personas en el contexto actual, ya representaría un logro excepcional.

Tarragona es tierra virgen en cuánto a la organización de estos eventos, no es así?
Hace algunos años se celebró aquí una eliminatoria de la Copa Davis. Pero a nivel internacional no hemos hecho nada. Lo más importante en este sentido fue cuando el Nástic subió a Primera división de fútbol.




La infraestructura que dejarían los Juegos, podrá ser aprovechada a futuro?
Indudablemente que lo más importante es el “endemà”.  Con toda esta movida que implicará traer gente preparada de afuera, los de aquí aprenderemos mucho y los que ya saben, se especializarán aún más. Luego, estas personas capacitadas deberán ser las que se ocupen de infraestructuras y proyectos futuros. Habrá que decidir si en manos públicas o privadas, pero siempre habrá que velar para que resulte rentable y sostenible.
Hay que buscar el provecho a todo esto (optimizar los recursos que atraeremos). Cuando era pequeñito me decían que "hay que dejar el mundo mejor que como lo has encontrado". Deberíamos intentarlo.


Comentarios

Entradas Populares

HOT SONG. The underside of power (Algiers)

HOT SONG. LUST (Kendrick Lamar)

LESLY KISS . Confesiones de una actriz porno