Ir al contenido principal

BICICLETA, CULLERA, POMA. La última batalla de Pasqual Maragall.

Crítica de Marcelo Espiñeira.


En 2007, el ex-president de la Generalitat de Catalunya y alcalde de la ciudad de Barcelona, don Pasqual Maragall fue diagnosticado con principios del Mal de Alzheimer.


Fiel a su estilo ejecutivo, y gracias a que la enfermedad fue detectada en una fase muy temprana, Maragall decidió que presentaría batalla a la (de momento) incurable afección.


Siendo el tamaño de figura pública que es, convocó a todos los medios y personalidades para anunciar oficialmente su padecimiento. A continuación, junto a su familia y equipo de trabajo habitual, comenzó a trazar el diseño de una Fundación. Una institución pensada para aunar los esfuerzos que ya realizaba la comunidad científica buscando erradicar esta enfermedad.


Retratar la génesis de la Fundación Pasqual Maragall ha sido el objetivo principal de la cinta documental que ha estrenado recientemente en el Festival de San Sebastián, el periodista y cineasta Carles Bosch. Un realizador responsable de éxitos como “Balseros” o “Setiembres” y que consigue conmovermos con su nueva producción titulada “Bicicleta, cullera, poma”, en honor a una serie de objetos con los que trabajan los médicos cuando atienden a pacientes de Alzheimer.





El documental cubre dos años en la vida de los Maragall, Pasqual, su esposa y sus tres hijos. Con gran sensibilidad consigue mostrar cómo afecta a todos esta terrible enfermedad que inevitablemente terminará con un paciente demente. Por supuesto que la cinta se sostiene en el personaje entrañable que demuestra ser este político, en la extrema sinceridad de sus familiares y en la confianza que nos transmiten sus escenas.


En paralelo, Bosch nos va mostrando que un país como la India tiene estadísticas tan preocupantes en cuanto al Alzheimer, que pronto se verán envueltos en un gravísimo caos sanitario si no se consigue parar los efectos de esta verdadera pandemia.


Abundan las opiniones científicas que otorgan el rango de nueva epidemia al Alzheimer, y se deja entrever que en décadas venideras, una de cada tres personas lo padeceremos. Realmente impactante, si tomamos en cuenta que era ésta una dolencia practicamente ignorada por la mayoría de nosotros hasta hace pocos años atrás, una de aquellas consideradas minoritarias y muy poco investigada.


Se desliza en este documental que actualmente las vías de investigación abiertas son infinitas. Aunque ya existan algunos fármacos que parecen estar siendo efectivos en ratones y hasta en algunos pacientes humanos.


Lo que se busca, al menos, es ralentizar el deterioro neuronal que provoca este mal, producto de una proteína que se acumula en el sector del cerebro que administra los recuerdos y que destruye los tejidos. Literalmente el cerebro afectado comienza a reducir su tamaño, consumiéndose hasta desencadenar la misma muerte del paciente. Un proceso que no está excento de efectos psicológicos complicados en las víctimas. En el caso de Maragall, un hombre informado y muy conciente de los riesgos, los cambios parecen potenciarse.



La cámara de Bosch consigue captar sutilmente la preocupación que el mismo protagonista evidencia por el avance del mal y sus consecuencias inmediatas. Logros que nos llegan sin golpes bajos, y que nos dejarán muy sensibilizados. Uno no puede menos que abandonar el cine, deseando poner un granito de arena en esta conmovedora lucha. Con esto último, sintetizo que el filme funciona, ya que ésta ha sido su razón básica de producción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.