GECKO TURNER, el soul del país.


Vive en Badajoz, pero habitualmente está en cualquier otro sitio. Es un soulman, sus discos no suenan muy españoles que digamos, y se ha hecho de una muy buena reputación en EEUU.


Nacido como Fernando Gabriel Echave, pero conocido como Gecko Turner (Badajoz, 1966), su último disco acaba de editarse, se titula “Gone down south” y es una delicada colección de canciones con base soul, que combinan con mucho arte el funk, el reggae y el blues.








Una entrevista de Marcelo Espiñeira.


Háblame de tu reciente revolución personal.
GECKO TURNER: Bueno, más allá de que he tardado mucho más de lo que debía para terminar este disco, debo admitir que en el medio he tenido un divorcio, me he tenido que mudar del sitio donde vivía, ese tipo de cosas que afectan todo lo que hagas.



He notado tu sonido un tanto más orgánico en este disco.
He trabajado más o menos con el mismo modus operandi. Hice la maqueta en casa y luego me junté con grandes músicos que le han puesto el vestido bonito a las canciones. Es verdad que he viajado más que en trabajos anteriores, y el disco se terminó haciendo en cantidad de sitios diferentes como Mérida, Madrid, Londres, Austin (Texas) y Los Angeles. 
Esta es una auténtica ventaja del mundo digital, te cargas una sesión en un disco duro y te la llevas a donde quieras. 




Qué me puedes contar de tu experiencia americana?
Ha sido muy reconfortante, porque es como si un japonés aficionado al flamenco editara un disco y terminara dando conciertos en Sevilla o Jerez de la Frontera. A mí me ha pasado un poco eso. Me gusta la música afroamericana, el funk, el soul, el blues, y he tenido la chance de tocar en EEUU, me han recibido con los brazos abiertos y me han considerado muy bien. Ha sido fantástico. 


No te piden el sabor hispano?
Sí, es verdad que cuando tu vas con el rollo soul, también buscan algo que no tengan en su casa. Les gusta mucho cuando tiene sabor brasileño o afrocubano, porque no es lo que abunda.



Aquel es un mercado muy especial, verdad?
Sí está todo muy clasificado y además es enorme. Es lógico, ya que desde hace casi setenta años que la música es un producto importante dentro de la industria americana. Y aunque ahora estén pasando épocas malas, existe una raigambre que aquí no tenemos.




Y cómo se adaptan los músicos americanos a estos tiempos?
Como en todos lados, intentan tocar todos los días que puedan en todos los sitios que puedan. Cuando entran en confianza, te dicen “alquílame”. Es muy normal que toquen donde se les pida. Sabes que dedicarse a la música, hoy día es como un sacerdocio. 



Comentarios

Entradas Populares

HOT SONG. LUST (Kendrick Lamar)

Octubre en rojo. Referendum unilateral?

REFORMA INMINENTE. Sistema jubilatorio argentino