Ir al contenido principal

BIGAS LUNA, Didi Hollywood y el negro costado del cine.


Es toda una personalidad dentro del cine de este país, su estilo provocador tiene tantos adeptos como detractores, pero lo cierto es que una película de Bigas Luna (Barcelona, 1946) difícilmente nos deje impasibles.


De su cosecha particular han salido los nombres que hoy se han catapultado al estrellato latino en Hollywood, más precisamente me refiero a unos ignotos Javier Bardem y Penélope Cruz que protagonizaron su enormemente exitosa “Jamón, jamón” en 1992.



Este experimentado cineasta, que debe portar el sambenito de ser un tanto provocativo y transgresor, ha sabido mantenerse en forma y seguir conectando con una mayoritaria platea joven. Prueba de ello ha sido su arrasador suceso con “Yo soy la Juani” de 2006, su anterior largo.



Muy seguro del lenguaje que maneja, su cine no es pretencioso, como se manifiesta en “Didi Hollywood”, una historia muy accesible, de correcto tratamiento estético, y que probablemente se convierta en otro hito en el cyberespacio. Un aspecto que el director no descuida y que además le apetece que suceda.





Durante la presentación de su última producción en Barcelona, pudimos acceder a sus ideas y opiniones en primera persona.



Una entrevista de Marcelo Espiñeira.


En qué actrices se ha inspirado para escribir el guión de Didi Hollywood?
Cuando discutíamos el guión, realizamos un estudio sobre las actrices españolas y latinoamericanas que habían ido a Hollywood a probar suerte. Sara Montiel fue la primera en tener más éxito allí y luego gran reconocimiento en España. Y se puede considerar como la primera, a pesar de que hubo una anterior en la época del cine mudo y que se llamó Conchita Montenegro, que trabajó mucho con Buster Keaton.  Charles Chaplin la convenció para que aprenda inglés y así consiguió seguir trabajando hasta 1935 cuando ya el cine era sonoro. Ella fue pionera en aquellos tiempos, además de una mujer guapísima, y continuó haciendo películas en España hasta 1945.


Luego sí la que más consiguió trabajar en EEUU fue Sara Montiel. En los años cincuenta compartió pantalla con Gary Cooper, Burt Lancaster o Mario Lanza. Y fue dirigida por Samuel Fuller o Anthony Mann, quien fuera su primer marido. Luego por supuesto que Penélope Cruz, que como Sara Montiel, rompe una tradición. Porque antes que ella irrumpiera, todas las actrices latinas en Hollywood hacían los típicos papeles de camarera o cosas así. Y luego la misma Elsa, que nos ha aportado toda su experiencia previa. No olvidemos que ella vive en Los Angeles y sabe muchísimo del tema.


Penélope Cruz en una escena de "Jamón, jamón" de Bigas Luna.

Todas estas actrices me han inspirado al momento de escribir este guión. Y hay algo muy curioso, ya que en muchas de ellas se reproducen historias muy similares. Casi siempre llegan al mundo del cine de la mano de un técnico, un director de fotografía o de un director, y que luego más tarde ellos son los que requieren de la ayuda de ellas. 



Entonces el personaje de Elsa es una caricatura de las actrices que intentan triunfar por cualquier medio?
La película tiene un costado muy irónico, pero en realidad es un drama. Tiene un aire de banalidad en el inicio, cuando muestra el ambiente de los culebrones de Miami, hasta que comienza a ponerse seria, y termina mostrando lo que muestra. Todo el transfondo del éxito y la fuerza que debe tener una actriz para superar determinados momentos muy delicados. La película tiene dos enfoques bien diferenciados. Una repleta de cliches y otra en la que voy a saco con todo.


Elsa Pataky en una escena de Didi Hollywood.

Este lenguaje responde a algún motivo en concreto?


Sí, estoy interesado en una narrativa que creo que el siglo XXI nos impone a los creadores. Hoy nuestras películas se ven en salas de cine y en video. Con "La Juani" logramos casi un millón de espectadores entre salas y videos. Pero luego tuvo, controladas por nosotros mismos, más de cuatro millones y medio de descargas de Internet. Y el clip del trailer tuvo catorce millones y medio de descargas. Entonces hoy los narradores tenemos que pensar que nuestras películas van a ser vistas de muy diferentes maneras, y por muchísima gente. Esto nos obliga a narrar diferente, "La Juani" fue parte de este experimento. Son películas que se pueden convertir en clips que por sí solos tienen su identidad, pueden verse por telefonía móvil. 


"La Juani" de Bigas Luna.

Y luego, que considero lo más importante, es que tenemos que saber retransmitir emociones. La gente va al cine a que le cuenten una historia y a tener sensaciones. Es básico y es algo que yo intento experimentar. Y creo que tanto "La Juani", como "Didi Hollywood" tienen esta impronta. En el caso de "Didi" tiene un plus, ya que Elsa Pataky es la mujer más deseada por los españoles. Pero, que logrará que las mujeres se identifiquen con ella en este papel. Porque todas las dificultades que sufre Didi para conseguir el éxito como actriz, son muy similares a las que padece una mujer secretaria y que aspira a una gerencia, o que quiere montar una pequeña empresa de transporte, etc. Cualquier mujer que tenga un poco de ambición y quiera salirse de su entorno vive emociones similares al papel interpretado por Elsa.



Te has basado en experiencias personales para contarnos este Hollywood negro tan lujurioso y corrupto en tu peli?
Un poco de todo. Yo he vivido cuatro años en Hollywood, desde 1980 hasta el 84, observé que esto existía, pero en aquella época pensé que eran de esas fiestas como puede haber en cualquier lado, en Madrid o en donde sea, con cocaína, chicas y cosas por el estilo. Y no le di mayor importancia, a pesar de conocerlo. 



Luego he ido aprendiendo más sobre el tema, me han contado algunos amigos del rubro, y me explicaron de la existencia del llamado "mercado de la carne" y las listas de actrices jóvenes y todo este rollo. Un ambiente donde hay gente muy poderosa que gusta de aprovecharse de estas niñas recientemente llegadas a Hollywood y que desean ser actrices. Es algo que no tiene nada que ver con la industria del cine, que es una industria muy seria, en la que se mueve muchísimo dinero, y que tiene un ambiente muy limpio. Pero este otro circuito paralelo se genera porque es muy grande la cantidad de gente que va allí a triunfar, y aparecen los que se aprovechan de los fracasos ajenos. 



Venía a cuento incluir este mundillo en mi película, porque aportaba una visión más clara de lo complicado que es triunfar allí. Pero no pretendo que se convierta en la historia más importante de la película. Porque no es una cinta erótica o sobre sexo. Tiene escenas de sexo, porque a mí me encanta y me parece una experiencia maravillosa. Y tiene un flash de lo que es el Hollywood negro, pero la peli cuenta sobre las dificultades de una mujer. 


Elsa Pataky en "Didi Hollywood".



Qué consejos le darías a una mujer que quiere ir a Hollywood por su cuenta y con lo puesto, como el personaje de Didi?
No, le diría que no vaya. Muy poca gente tiene la madera como para saberlo llevar. Yo creo que más importante es saberlo llevar que llegar. Llegar es mucho más fácil. Es muy sencillo quedar destrozado en este camino. 


Bigas Luna y Elsa Pataky.











Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.