Ir al contenido principal

Vote Face. Zuckerberg for president?

Quienes monitorean de cerca la vida del CEO de Facebook han notado un notorio giro en el manejo de sus relaciones públicas. Para este fín de año publicó un saludo navideño en su cuenta, añadiendo que creía en Dios luego de ser interpelado por un usuario acerca de su conocido ateísmo. Esta conversión religiosa tan repentina bien podría pasar por anecdótica, salvo para alguien que tuviese intenciones de postularse como futuro candidato presidenciable en los Estados Unidos.



Este cambio de perfil tan significativo, estará acompañado por una intensa agenda social que llevará al ejecutivo a visitar más de veinte estados durante 2017. 

La versión oficial de la compañía alude que Mark Zuckerberg se siente en parte responsable por el perjuicio que los avances tecnológicos estarían causando a un amplio número de sus compatriotas y que ahora desea conocer sus problemas más de cerca para intentar resolverlos en el futuro. Que nadie se quede afuera de la revolución tecnológica parece ser el leit motiv de un nuevo Zuckerberg, mejor capacitado para seducir a las masas, al que muchos ya se atreven a comparar con un político en plena campaña electoral.



Ni siquiera sus allegados más destacados, como el inversor Marc Andreessen, han negado la versión de que el fundador de Facebook planea dar el gran paso a la política norteamericana. Como si el reciente asalto del outsider Trump a la Casa Blanca hubiera dado alas a otros billonarios intrépidos, el caso de Zuckerberg amenaza con convertirse en uno muy controversial para la golpeada salud democrática de la potencia del norte. Imaginaos por un minuto que el jefe de la corporación con mayor y mejor acceso a la información íntima de los ciudadanos tuviera la posibilidad de convertirse en el presidente de los mismos espiados. Una historia orwelliana por dónde sea que la miremos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Hablaos y entenderos, si us plau...

Escribe Marcelo Espiñeira.

...“independencia es una palabra hermosa que inflama el corazón de los jóvenes y que moviliza a las gentes”...
Joan Manel Serrat
En ese vértigo tan excitante que se mueve la política whatsapp han ocurrido una serie interminable de megasucesos coordinados por una mayoría que responde obediente al llamado de una pretendida cita con la historia. En tan solo un par de semanas hemos pasado de aquella escena sensiblera -propia de un culebrón latino- cuando Carme Forcadell preguntara inocentemente (sic) a Marta Rovira si la "señora diputada tiene algo que decirme" para enseguida sancionar la Ley de Transitorietat -sin debate alguno con los opositores-… y luego a los palos indiscriminados de unos especialmente motivados policías antidisturbios “justicieros” que intentaban quedarse con las papeletas, las urnas y por lo visto… también con una muestra de sangre de los votantes que hacían barreras humanas, tal vez como recuerdo personal del crucero a Barcelona qu…

María Arnal y Marcel Bages. 45 cerebros y un corazón

Escribe Marcelo Espiñeira.

De tanto en tanto surgen obras que nos reconcilian con la música. Sin responder a necesidad comercial alguna, en total ausencia de tácticas y estrategias de mercado, un joven dúo de voz y guitarra ha sabido apropiarse de las raíces mediterráneas con naturalidad absoluta y presentarlas con impiadosa libertad artística en una grabación memorable. Me estoy refiriendo a los músicos María Arnal y Marcel Bages en su vibrante edición de "45 cerebros y un corazón" (Fina Estampa, 2017). 

Precedido por el bocado gourmet del EP "Verbena" (2016), la expectativa por la publicación de este debut era lógica. Sus canciones despojadas de artificio, sustentadas en la inmensa voz de María, el gusto exquisito de Marcel, unas letras con espeso sustrato y una musicalidad atemporal, poseen un peso específico fuera de lo común. Luego de oírlas entendemos que las necesitábamos por alguna extraña razón que ignorábamos previamente.

Una austera guarnición electrónica a…

MAFIA EN CATALUNYA. Se consolida la Camorra italiana en el país

El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo,  Giuseppe Carlo Marino, se refirió en su libro “Historia de la Mafia” (2002) a esta organización delictiva como “un poder en las sombras", no sin razón, y citó las palabras de un párroco del lugar: "El siciliano siempre ha sentido al Estado como un extraño que no interviene para hacer justicia contra la afrenta recibida". Este testimonio explica cómo se convierte il capo en la persona capaz de hacer justicia rápida y efectiva, bajo la premisa de que la familia es sagrada y el único lugar seguro. Este precepto ha favorecido una moral de la resignación, la obediencia y la complicidad. Y una única ley basada en el silencio: la omertà.